“ES TIEMPO DE UN NUEVO PROYECTO POLÍTICO, SOCIAL Y CULTURAL PARA ROSARIO”, 08-11-14.




En el marco del cierre y las conclusiones de la Jornada de Políticas Públicas “Debatimos la ciudad para transformarla”, que llevó a cabo el Foro Rosario para Todos el sábado 8 de noviembre en La Toma, Sebastián Artola sostuvo: “La realidad de la ciudad nos desafía a poner de pie un nuevo proyecto político, social y cultural de inclusión para todos los rosarinos”.
“Que haya 80 mil departamentos desocupados mientras 60 mil familias no tienen garantizado el derecho a una vivienda digna; que tengamos más asentamientos irregulares que en los años ’90; que el 40% de la ciudad no tenga cloacas; que más del 70% de los homicidios tenga como víctimas a pibes de los barrios más humildes; son realidades de una ciudad profundamente desigual y que deja cada vez más vecinos afuera”, agregó Artola, uno de los impulsores del encuentro. 
“Los rosarinos y rosarinas nos debemos un profundo debate sobre la ciudad que queremos: el rol del estado municipal, el modelo de desarrollo urbano, la matriz económica y cultural”, dijo Artola.
Y señalo: “El actual modelo de ciudad está en crisis y cómo nunca está en cuestión la hegemonía cultural que construyó el socialismo desde que llegó al gobierno municipal. La violencia y el narcotráfico hicieron visible lo que el enorme aparato de publicidad quiso tapar: la exclusión, el retiro del Estado de los barrios más postergados y, sobre todo, la profunda desigualdad con la que Rosario creció en todos estos años como resultado de un Estado funcional a la especulación inmobiliaria y los negocios de unos pocos”.
“Debemos ser capaces de articular y unir las muchísimas experiencias sociales, culturales, comunitarias y políticas que día a día le ponen el cuerpo y trabajan por una ciudad más justa, más inclusiva y más integrada”, sostuvo el referente político local y candidato a concejal en las pasadas elecciones.
“Sólo así haremos realidad una Rosario donde nuestros pibes tengan un proyecto de vida como horizonte, donde no perdamos ni uno más por la violencia y el narcotráfico, y donde cada vecino tenga garantizado el derecho a vivir dignamente”, concluyó.